Crítica La edad de la Ciruela – Guillermo Heras

Arístides Vargas es, sin duda, uno de los autores iberoamericanos actuales más sensibles y preocupados por encarar temas que se adentran en la profunda memoria de nuestros fantasmas sociales y políticos vividos por grandes segmentos de la población durante unos años de evidentes dictaduras y represiones, y que ahora aparecen disfrazados con recetas que pueden ir desde el populismo más trasnochado al abrazo integrista con las políticas más neoliberales impuestas por los mercados. Arístides fue un exiliado argentino en Ecuador, eso sin duda ha marcado su estética de transterrado y su preocupación por las huellas que esa situación marca en los seres humanos.
La memoria como resistencia, pero también como posibilidad de juego necesario para la supervivencia aparece en esta acertada dramaturgia que “Las Chicas de Blanco” hacen sobre el texto original de Vargas.

Nuevamente gran trabajo de actrices, sensibles, auténticas, comprometidas plenamente con su trabajo, mostrando esa escuela argentina de extrema organicidad en la resolución escénica del complejo trabajo de composición del personaje. Sandra Posadino y Claudia Quiroga se mueven entre las luces y sombras creadas por una estilizada iluminación y en un espacio absolutamente despojado, con una naturalidad que acrecienta la empatía por esas dos hermanas que van transitando, de una época a otra, recordando e intentando poner orden en el laberinto de sus recuerdos, afectos y desacuerdos.

En el fondo de esta representación también aparece el desarraigo y ese inquietante imaginario llamado familia. Entidad que une y desune, que produce profundos amores y tremendos odios cuando la disfunción aparece en algunos de sus miembros.

a representación tuvo otro protagonista muy digno de elogio: el público que llenaba la sala. Las diferentes capas de sentido del humor que encierra este montaje fueron debidamente acompañadas por una respuesta activa de unos espectadores que disfrutaron de una ceremonia teatral cercana y emotiva.

2012-04-29 · Guillermo Heras · Latinoamericano