Claudia Quiroga con Changas conurbanas: “los argentinos somos muy buscas”

Esta noche a las 22 veremos el unipersonal “Changas conurbanas” en el Auditórium de Belgrano 1349. Salta 21 dialogó con Claudia Quiroga. Sus obras se abren hacia un activismo generado por la temática y porque se involucra en temas vinculados con lo social a través de la mirada femenina.
Nos encontramos ayer antes del mediodía. Al finalizar la entrevista nos quedamos charlando. En realidad lo hicimos antes y después. Me comenta acerca del XXIV Encuentro Nacional de Mujeres que se realizó en Tucumán del 10 al 12 de octubre, sobre sus vivencias y la importancia de este encuentro. Salta 21 recomienda leer contrapunto prensa altenativa en la web para interiorizarse acerca de los hechos vividos.

“Fui lesbiana por un día” , me dice Claudia. Junto a la Lesbian banda conducida por Silvia Palumbo, a quien brindó su apoyo porque se trata de una persona “maravillosa”- refiere- y porque es su profesora de percusión. Allí se dio cuenta de lo que viven las lesbianas, el maltrato y el prejuicio, la discriminación y la mirada inquisidora de la sociedad. La Lesbian Banda se formó hace cinco años, exactamente un 8 de marzo y todo comenzó por una idea de Silvia Palumbo, música y fundadora de la Lesbian Banda, un grupo de percusión que con sus sonidos y cánticos lésbicos feministas, revolucionan y entregan energías a las marchas donde asisten en su país o en el extranjero. Claudia me relata cómo una parte de la sociedad conservadora embanderó las calles con las banderas del vaticano y carteles del tipo “Tucumán por la vida”. De cómo la policía se amuralló cuando pasó la marcha de más de 25 mil mujeres y de cómo se horrorizaban por el tema sobre la “legalización del aborto”. “Como si a alguien le gustara abortar” – dice Claudia ante la incomprensión social de un tema que merece evitar las muertes de miles de mujeres. Salta 21 consultó las cifras del aborto clandestino que llega a unas 500 mil prácticas anuales.

El movimiento fue inmenso con mujeres de todas las latitudes. Claudia manifiesta su sorpresa ante la “heterogeneidad de mujeres” que durmieron en plazas o en hoteles pero que coparon Tucumán. Ella llevó su obra “Changas conurbanas” y se deleitó con múltiples manifestaciones culturales de diversos géneros. Se pidió – entre otras cosas- por la libertad de Romina Tejerina, se recordaron mujeres desaparecidas, se hizo un silbatazo contra el abuso sexual y se abordó el tema de la trata de blancas y la legalización del aborto.

Gracias a su relato, publicamos hoy noticias sobre este encuentro. Claudia es una persona abierta y sencilla, con la que se puede tratar temas actuales y sobre todo, hablar de lo que nos convoca: teatro.

Me comenta que el CELCIT (Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral), entidad sin fines de lucro fundada en Argentina en 1979, realiza actividades itinerantes en los distintos puntos del país, según pedido de los mismos interesados. Llegan hasta las provincias con espectáculos y talleres.

Con Claudia Quiroga en Salta
Claudia, contáme acera de tu trabajo como actriz porque además de venir a hacer un entrenamiento acá a Salta, pasás por las tablas también, ¿no es cierto?
Sí, soy actriz, dramaturga, directora de teatro, estoy acá para mostrar el trabajo “Changas” , que es un unipersonal y la producción es del grupo “Las chicas de blanco”, al cual lo conformamos Sandra Posadino y Claudia Quiroga hace diez años. Justamente este año estamos festejando la creación de este grupo y desarrollamos espectáculos en los que intervenimos las dos y en general también invitamos algún director o dramaturgo o actores para nuestras producciones. Ahora cuando llegue, vamos a estrenar un Ciclo de teatro Semimontado en el que las dos lo producimos, Sandra actúa, yo lo dirijo y vamos haciendo distintos tipos de producciones, donde participamos las dos o cada una está en algún rol diferente. En este caso, este año lo que quería trabajar era esta problemática que es el tema del trabajo de las mujeres así que bueno… lo dispuse como un unipersonal porque era un poco mi propuesta y Sandra acompaña la producción. Pero son 10 años de un grupo hecho por mujeres.

Qué bueno, Claudia! ¿Este trabajo lo vamos a ver acá, decís?
Lo vamos a ver acá en Salta este viernes a las 22 hs en la sala del Auditórium Dr. Rafael Villagrán, Belgrano al 1300, creo q todos lo conocen…Un lugar precioso, la verdad que ayer estuve y me quedé asombrada de que se haya podido recuperar este espacio tan vital y las cosas que Ana María Parodi ha hecho es increíble y todo el amor que todo el mundo le da para poder seguir apoyando este proyecto. Así que estoy admirada que haya toda esta movida de teatro independiente acá.

Tu línea como dramaturga digamos…¿ es recuperar algunos lugares y temas de la mujer o también va por otros lados?
Va por muchos lugares. Hace relativamente poco tiempo que estoy escribiendo como necesidad propia y mi primer obra fue La Calma . Hace muchos años había escrito otra obra, después dejé, me dediqué más a la actuación, de a poco fui recuperando la dirección, y a partir de que fui dirigiendo me fui encontrando con la necesidad de empezar a escribir y hace dos años atrás estrené como mi ópera prima La Calma , que estaba protagonizada por dos hombres, justamente esto del desarraigo, el reencuentro de dos hombres desconocidos, alguien de más edad con alguien cincuentón, un encuentro sensible entre dos varones que habitualmente sucede pero es una historia poco contada; esto de irse a vivir al interior… Después en general, vengo escribiendo no sola, sino con Sandra para Las chicas de blanco específicamente humor; y en general nuestro humor trata de ser un humor que pone en la lupa los actos cotidianos, justamente condimentándolos con una bastante ironía, tratando de poner un rasgo de “llamada de atención”, no ridiculizando las situaciones sino ridiculizándonos nosotras para poder poner en evidencia situaciones de las mujeres y de los varones también. Pero pasa que como nosotras somos las protagonistas y ponemos nuestros cuerpitos, termina siendo muchas historias de mujeres… Pero específicamente veníamos trabajando en el humor. Ya desde hace dos años tomamos un viraje y nos fuimos comprometiendo, el hecho de ser mujeres nos llevó a comprometernos con el tema de la trata, el tema en este caso de las Changas. El espectáculo que estoy trayendo toca el tema laboral, nunca perdemos la cuota de humor que nos caracteriza, la cuota de lo musical que es un poco el estilo que tenemos pero tratamos de profundizar en estos problemas que están en lo cotidiano. Changas específicamente, pone la mirada sobre la problemática de conseguir trabajo, de mantenerse ganando dinero, por eso el nombre Changas. Son 8 mujeres que están en situación poco estable laboralmente, esperando que llegue algo más estable, y son todas mujeres que he conocido o que hemos conocido con Sandra en situaciones de nuestro trabajo. Alicia, uno de los personajes de Changas la hemos conocido en los subterráneos. Nosotras hace 11 años que trabajamos en el plan cultural “El subte vive” en Buenos Aires y ahí conocimos a Alicia , que es una de las cuidadoras de ahí de los subtes. Son todas realidades que nosotras hemos ido mirando en este caso específicamente, yo que soy la autora y que he tratado de retratar con esa cuota de humor para poder digerirlo porque son todas historias bastante crudas. El humor permite digerir un poco esa crudeza de esas realidades, sobre todo estas realidades que se han encrudecido a partir el 2001, ¿no? Y donde en general todos los argentinos somos muy “buscas”, nos la rebuscamos para ganar el mango pero específicamente las mujeres tenemos como un don especial: salís a vender alguna cosita, te pones a fabricar algo, y la verdad es esta cosa de que tenés dos pesos y los dos pesos te van a alcanzar para hacer lo que tengas que hacer para comer, para mandar a los chicos con el cuadernito que necesita para la escuela… Somos como recreadoras de nuestra cotidianeidad permanentemente.

Ya que tocaste el tema sobre este espacio subterráneo… En qué espacios trabajan sus obras, en qué circuito dentro de Bs. As. porque aparte es muy diverso, ¿ no?
En general en muchos circuitos, justamente porque todos nuestros espectáculos están pensados para distintos circuitos, el del subterráneo especialmente durante estos 11 años le hemos dado un desarrollo tanto adentro de los vagones como en los pasillos o en algún hall quietas, hemos probado todas las dinámicas posibles. Después tenemos espectáculos de sala, espectáculos más del tipo “café concert” o “cabaret”.. Nuestro primer espectáculo Las chicas de blanco , el que le da el nombre a nuestro grupo, Las chicas de Blanco, humor, sexo y miusijol , es bien teatro cabaret, teatro café concert… Nuestros últimos espectáculos son más de salas. Changas está pensado para ser montado en cualquier espacio, ya sea en una sala como en un patio de escuela, justamente tiene esa impronta, que sea de pequeño formato, trasladable, y que tenga esa posibilidad de acercamiento muy próximo a la gente, entonces que no inhiba el espacio la posibilidad de mostrarlo. Desde el momento que concebimos un espectáculo ya pensamos en estas posibilidades y bueno si el espectáculo es para sala ya sabemos qué tipo de sala necesitamos pero nos gusta ese desafío de que cada cosa tenga un espacio y que lo pensamos. Ahora cuando llegue, este Ciclo de Teatro Semimontado lo vamos a hacer en la Universidad de la Matanza, en un teatro que hay ahí y la idea es que sea de manera gratuita para la gente, para que pueda venir aquella que habitualmente no va al teatro. Semimontado porqué, porque está en un proceso todavía, no es un trabajo acabado. Tiene una parte de teatro leído donde hay pequeñas pautas de puesta en escena pero la idea es acercar a un público que el solo hecho de pensar en teatro no lo inhiba sino que sea un primer acercamiento a lo mejor para empezar a ver teatro. Así que los espacios son de lo más eclécticos en los que hemos trabajado. Lo hicimos al aire libre… en Andorra estuvimos en el Festival de Payasas de Andorra en el 2001 y hemos hecho una de las funciones subterráneas en plena calle con Los Pirineos atrás de fondo… así que te darás cuenta que son muy adaptables.

Ahora… ¿te acompaña la prensa? ¿Tienen prensa? ¿Cómo se mueven ustedes?
Mirá, nuestros primeros espectáculos hemos trabajado bastante con prensa, depende también esto, para dónde nosotras pensemos el espectáculo vemos si encaramos o no específicamente pagar una prensa, ¿no? Entonces en algunos espectáculos que son de sala y donde vamos a hacer una temporada larga, hemos contado en pagar una prensa. La prensa habitual del grupo la hacemos nosotras, esta cosa de la constante, yo siempre me encuentro con gente que no ha visto todos nuestros espectáculos y me dicen “como trabajan ustedes!” ¿Y cómo sabés? Porque es permanente el contacto que tienen a través de mails, para nosotros es una herramienta, a vos te pasa con tu página también, es como una herramienta nuestra página también. Está consultada permanentemente, nuestro boletín semanal llega un montón de teatristas, eso es lo que nos da la permanencia y la comunicación aunque no hayan visto el espectáculo y creo que esa es nuestra mejor prensa. Después creo que el boca en boca porque a lo mejor somos muy conocidos por eso, por el boca en boca, aunque no hayan visto el espectáculo saben quién sos. Pero específicamente con algunos espectáculos contamos con prensa si sabemos que hay una temporada larga para desarrollar como para garantizar que venga algún crítico. Pero hoy en Buenos Aires tampoco eso te garantiza que venga masivamente la crítica.

Cuando vos decís nuestra página, ¿te referís al CELCIT?
No, a http://www.laschicasdeblanco.com.ar . Por otro lado está la página del CELCIT, yo soy del grupo de gestión del CELCIT que es el Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral. Este viaje está posibilitado y auspiciado por el CELCIT tanto la parte pedagógica como el espectáculo. Mi contacto con el CELCIT era primero como alumna de dirección, por haber hecho algunos espectáculos, ahí fuimos ganando esa confianza y ese reconocimiento con la Institución y eso hizo que me convocaran para trabajar hace un año y medio, por lo cual estoy orgullosísima de trabajar en una institución así y que confíen en este trabajo y lo apoyen para venir al interior, esa es la idea.

Estás llegando con una propuesta de entrenamiento para los actores…
Sí, es la misma propuesta que hago en el CELCIT: “el cuerpo en la escena”. Ayer (por el miércoles 14 de octubre) tuvimos una charla introductoria y hoy a partir de las 14, 30 hs. (por el 15) también en el Auditórium vamos a hacer un taller intensivo de cuatro horas donde de alguna manera va a servir de introducción a esa metodología de trabajo. La idea no es solamente poner en forma el cuerpo porque en ese caso te diría “salí a correr, andá al gimnasio”, sino cómo el entrenamiento corporal toma cuerpo en la actuación con todas las herramientas. Porque los actores en general tienen un entrenamiento o más técnico o más de la danza o más de las artes marciales… es muy ecléctica también la formación que tienen. Ese acervo que trae cada uno lo vemos aplicado en la actuación sino quedan como lugares que no se habilitan uno con el otro o no ves ese entrenamiento en el momento de la actuación.

Se desconecta, digamos…
Exacto, entonces ves cómo eso aparece en la escena. Mi trabajo fundamental en estos últimos años de investigación es cómo ese entrenamiento es constantemente implementado en la actuación para mejorar tus capacidades y para que el trabajo de la escena que es el trabajo de la acción dramática se vea enriquecido por ese trabajo y que aparezca constantemente y no que quede en entrar en calor para poder actuar.

Y vas a tirar algunas puntas , vas a dejar pautas de trabajo, vas a volver?
Sí, sí, la idea sería poder volver y ya poder hacer un entrenamiento largo pero hoy sería como un taller introductorio donde queden planteados interrogantes, que es lo más lindo, ¿no? Y que vos te quedés pensando “Ah, mirá, hay otra manera…” o pensando en esto que me parece bueno: “yo tengo mi entrenamiento, mi espacio de taller, cómo puedo hacer que esto empiece a ser…”

¿Y cómo vas a continuar tus actividades en el teatro? A futuro, ¿que tenés proyectado en dramaturgia, por ejemplo?
Mirá en este momento estoy empezando a escribir, seguramente amplíe Changas , porque lo que tiene de maravilloso Changas es que es un espectáculo para mí en concepción permanente, como yo en la última parte del espectáculo abro un espacio de intercambio con la gente, donde me cuentan si trabajan o no, o han trabajado de hacer changas, he recopilado un montón de historias y la idea es que de a poco el espectáculo se vaya enriqueciendo con estos nuevos personajes, un poco traídos de esas realidades que voy sembrando y cosechando a lo largo de esta gira que voy haciendo. Porque Changas tiene esta posibilidad de ir de un lado al otro y los próximos proyectos son dirigir el año que viene en el CELCIT si está todo bien y con Las chicas de blanco, estrenar La edad de las ciruelas de Arístides Vargas que ese es un desafío como actrices.

2009-10-16 · salta21.com · salta21.com